jueves, octubre 11, 2007

Memoria

Parece que fue ayer que llovió tan seguido.
Y como no llegaba el urbano ni llegaba el dinero,
con las ganas apretadas y cara de milagro
abriste bien los ojos y echaste a andar.

Parece que fue ayer que me arropaste asustada.
Y como casi todo me quedaba grande,
entre varias risas nerviosas y un llanto,
al calor de tu pecho me inventaste un lugar.

Parece que fue ayer que te olvidaste de tus horas.
Y como no te cabía en la bolsa ni un lamento más,
con la certeza de que todo amanece
te echaste a la espalda el tiempo de desear.

Parece que fue ayer pero es hoy.
Es hoy que me alegra poder celebrar
que te quiero tanto un año más.

Gaur bait da nere urtebetetzea,
eskerrik asko Ama.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido profesor, quién fuera a su vez mamá de alguien como usted.

jijijiji

Un ratoncito dijo...

Oye, pero qué bonito! ¿Me das permiso para que copie una estrofa en mi blog poniendo tu firma?
n.

Poldark dijo...

Claro.
Copia lo que más te guste.

Oye, un placer tener visitantes así

:)

Un ratoncito dijo...

Ay mira, si me habías contestado! Pues esta estrofa te la voy a tomar prestada:

Parece que fue ayer que te olvidaste de tus horas.
Y como no te cabía en la bolsa ni un lamento más,
con la certeza de que todo amanece
te echaste a la espalda el tiempo de desear.

Tremenda...


Gracias.
n.